\n') newwin.document.close(); }
Cocina Pret a Porter

Pumpkin Patch Cupcakes

 

CUPCAKES DE CALABAZA …ideales para cualquier ocasión otoñal en la que quieras sorprender a tus invitados…

Bueno por fin me he animado y he preparado unos cupcakes. Me resistía porque me parece dificilísimo decorarlos y además no se me dan especialmente bien. He visto verdaderas maravillas  en muchos blogs y yo soy en esto super principiante.

Tampoco es que el cupcake dulce me llame mucho la atención. Los he probado en Estados Unidos y suelen ser de tamaño más reducido que algunos que he visto aquí, ya que es un pastel que llena muchísimo y casi con uno es suficiente.

El boom en España del fenómeno cupcake, tartas fondant y galletas decoradas es impresionante y  me paso el día envuelta en una espiral de noticias acerca de ello que me hacen expresar muchas veces “en ocasiones veo cupcakes”.

Tengo claro que hay un auténtico boom en formación e información, pero no acabo de verlo en el consumo de esto. No sé, lo miraré de cerca.

Entre los cupcakes y los muffins me quedo con los muffins, igual de versátiles pero para mi mucho más ricos y menos empalagosos.

Lo que sí me encanta son los cupcakes salados y sus primos hermanos los muffins igualmente salados. Tengo varias recetas que iré poniendo poco a poco pero en versión Mini yo porque los utilizo de acompañamiento de platos salados.

Y lo que me tiene sumergida desde hace tiempo en una actividad frenética de “en busca de la receta perdida” es otro familiar lejano de todos ellos que son los scones.

Hace unos 15 años en un viaje a San Francisco nos hospedamos en un hotel cerca del Fairmont que era como un cottage precioso en medio de la ciudad.

El salón del desayuno era increíblemente acogedor, con un feeling más costa este que costa oeste.  El buffet del desayuno era ¡alucinante! . Muffins dulces y salados por doquier; fruta de todo tipo, pastelitos salados perfectamente elaborados, pastel de carne, salmón ahumado, etc etc, todo diferente  a ,incluso, el buffet más lujoso que haya visto, por la delicadeza y elegancia con las que estaba dispuesto y todo con un look absolutamente colonial americano.

Pero…la sorpresa fuerte fueron unos scones de espinacas que he intentado reproducir en varias ocasiones sin demasiado éxito. Llevo 15 años detrás de esta receta perfecta y sólo encontré una parecida en un libro de cocina con el que me topé por casualidad, en la librería que había en el piso superior de una de las Torres Gemelas, en Nueva York.

Fue un día que acompañé a una amiga que no había estado nunca allí arriba. Mientras ella hacía la visita de rigor, yo me quedé en la librería hojeando libros.

Me acuerdo muchas veces de ese libro porque no sé todavía porqué no me lo compré. Lo estuve hojeando un buen rato y la persona que me acompañaba  me llamó para enseñarme algo que había visto. Lo dejé en la estanteria y pensé en comprarlo  al terminar la visita.

Me acordé cuando estábamos ya fuera del edificio y no era cuestión de subir más de 100 pisos de nuevo, asi que pensé que lo buscaría en otra librería.

Lo cierto es que no lo encontré en ninguna y poco a poco me olvidé de él.

Cuando las Torres Gemelas cayeron, me acordé de mi libro y he pensado muchas veces en él perdido en aquel montón de escombros…

Yo sigo aquí, practicando scones  de espinacas, a ver si consigo la receta ya que los que he probado de igual nombre en Internet no tenían nada que ver con mi recuerdo.

Mientras llego a ese scone perfecto, os dejo aquí este cupcake de Halloween con su calabacita de fondant.

La receta del cupcake está  sacada del libro “Cupcakes” de Martha Stewart.

La del fondant es libre invención mía siguiendo pautas que he visto en diversos blogs de Internet.

¡Disfrutad de unos cupcakes tan estupendos! La verdad es que la calabacitas – que preparé ayudada por Claudia- son una monada…¡me encantan!

 

 

RECETA

 

Para los Cupcakes

Atención, que con estas cantidades que pongo a continuación te van a salir unos 32 cupcakes medianos. Si quieres menos, divide, proporcionalmente las cantidades.

Cómo verás en esta receta las cantidades están expresadas en “cups” y Tbps (Tablespoon) o tsp (teaspoon) . La equivalencia no es la que daría la traducción literal al español, de taza, cucharada sopera o cucharilla de té.

Seguro que estas al tanto pero en tiendas especializadas y grandes superficies, vende los utensilios para estas medidas, de mil formas y colores, para, que lo calcules adecuadamente.

Tambien quiero avisarte de que las recetas americanas suelen ser muy especiadas para nuestro gusto, por lo que en la parte de especias siempre le pongo un poco menos de lo que indica. Pero esto, claro, depende del gusto de cada uno.

4 cups  de harina de pastelería tamizada.

1 tsp baking soda

1 Tbsp más 1 tsp adicional de baking powder

1 tsp  de sal

2 tsp de canela

1 Tbsp de jengibre en polvo

1 tsp de nuez moscada

¼ tsp de clavo molido

1 cup de mantequilla sin sal  en pomada

2 ½ cups de azucar moreno

4 huevos grandes

1 cup de buttermilk  ( como yo no la encuentro en España por ningún lado lo que hago es hacer yo misma un remedio de efecto similar, que te explico más adelante)

1 ½ cups de puré de calabaza ( lo venden en lata en tiendas americanas, o puedes hacerlo  asándo la calabaza en el horno sin añadirle nada,)

Para hacer la buttermilk pon en un recipiente 1 cup de leche entera y añádele 1 cucharada sopera de zumo de limón o vinagre. Déjalo reposar en la nevera y verás que la leche se espesa como en 10 minutos. Ya tienes lista la buttermilk.

 

Precalienta el horno a 180ºC/350ºF.

Prepara una bandeja de horno de cupcakes con los moldes de papel.

Mezcla el harina, baking soda, baking powder, sal y especias.

Después pon en una batidora eléctrica  a velocidad media-alta la mantequilla en pomada y el azúcar hasta que estén bien mezcladas. Añade los huevos, de uno en uno, batiendo bien hasta que cada uno quede bien incorporado.

Baja  la velocidad de la batidora, y muy lentamente bate añadiendo el harina y la buttermilk, alternando pequeñas adiciones de una y de otra.

Cuando esté bien mezclado añade el puré de calabaza , mezclándo bien.

Con esta masa rellena los moldes hasta 2/3 partes de su capacidad. Hornéalo unos 15-18 minutos hasta que estén dorados. Puedes comprobar pinchádolos si están hechos.

Sácalos de horno y déjalos enfriar en la placa, unos 10 minutos. Ahora sácalos de la placa y sobre una rejilla déjalos enfriar totalmente.

Ha llegado el momento de decorarlos.

 

Para el frosting

Vamos a hacer un Cream Cheese frosting.

1cup de mantequilla sin sal a tempertura ambiente. (blanda)

12 onzas de queso crema a temperatura ambiente

4 cups de azucar glas (de repostería) tamizada

¾ tsp de extracto de vainilla

Bate a velocidad media la mantequilla y el queso crema hasta que estén bien ligadas (unos 2-3 minutos).Baja la velocidad de la batidora .

Añade el azúcar, poco a poco, la vainilla, y bátelo hasta que esté bien mezclado.

Si no lo vas a utilizar inmediatamente puedes guardarlo en la nevera hasta 3 días bien tapado.

Cuando vayas a utilizarlo, déjalo templar a temperatura ambiente y bátelo de nuevo muy despacio hasta que lo veas cremoso de nuevo.

Con este frosting decora cada cupcake.

 

 

Para las calabazas de adorno, aunque la receta original es de mazapán, yo las hago de fondant

Para ello vas a necesitar Fondant naranja. Yo en esta receta he hecho el fondant en casa, con nubes de las que venden en las tiendas de chucherías. Pones en una sartén un poco de mantequilla y derrites en ellas unas cuantas nubes. Le añades el colorante alimenticio. Lo retiras del fuego y le añades el doble de peso de azúcar glas que el peso de las nubes. Y lo mezclas amasándolo con las manos hasta que la consistencia del Fondant sea a debida.

Haces bolitas de fondant con las manos. Con cuidado de que no te queden pliegues a la vista.

Las aplástas un poco por arriba y por abajo para dar la forma. Con el borde no cortánte de un cuchillo (o un punzón especial de los de fondant, si lo tienes) le das de arriba a abajo la forma de los surcos de la calabaza.

Haces tambien el rabito y lo pones en la parte superior.

Colocas cada calabaza en su cupcake.

y…aquí tienes tus cupcakes de temporada dispuestos para sorprender

 

Pumpkin Patch Cupcakes

 

CUPCAKES DE CALABAZA …ideales para cualquier ocasión otoñal en la que quieras sorprender a tus invitados…

Bueno por fin me he animado y he preparado unos cupcakes. Me resistía porque me parece dificilísimo decorarlos y además no se me dan especialmente bien. He visto verdaderas maravillas  en muchos blogs y yo soy en esto super principiante.

Tampoco es que el cupcake dulce me llame mucho la atención. Los he probado en Estados Unidos y suelen ser de tamaño más reducido que algunos que he visto aquí, ya que es un pastel que llena muchísimo y casi con uno es suficiente.

El boom en España del fenómeno cupcake, tartas fondant y galletas decoradas es impresionante y  me paso el día envuelta en una espiral de noticias acerca de ello que me hacen expresar muchas veces “en ocasiones veo cupcakes”.

Tengo claro que hay un auténtico boom en formación e información, pero no acabo de verlo en el consumo de esto. No sé, lo miraré de cerca.

Entre los cupcakes y los muffins me quedo con los muffins, igual de versátiles pero para mi mucho más ricos y menos empalagosos.

Lo que sí me encanta son los cupcakes salados y sus primos hermanos los muffins igualmente salados. Tengo varias recetas que iré poniendo poco a poco pero en versión Mini yo porque los utilizo de acompañamiento de platos salados.

Y lo que me tiene sumergida desde hace tiempo en una actividad frenética de “en busca de la receta perdida” es otro familiar lejano de todos ellos que son los scones.

Hace unos 15 años en un viaje a San Francisco nos hospedamos en un hotel cerca del Fairmont que era como un cottage precioso en medio de la ciudad.

El salón del desayuno era increíblemente acogedor, con un feeling más costa este que costa oeste.  El buffet del desayuno era ¡alucinante! . Muffins dulces y salados por doquier; fruta de todo tipo, pastelitos salados perfectamente elaborados, pastel de carne, salmón ahumado, etc etc, todo diferente  a ,incluso, el buffet más lujoso que haya visto, por la delicadeza y elegancia con las que estaba dispuesto y todo con un look absolutamente colonial americano.

Pero…la sorpresa fuerte fueron unos scones de espinacas que he intentado reproducir en varias ocasiones sin demasiado éxito. Llevo 15 años detrás de esta receta perfecta y sólo encontré una parecida en un libro de cocina con el que me topé por casualidad, en la librería que había en el piso superior de una de las Torres Gemelas, en Nueva York.

Fue un día que acompañé a una amiga que no había estado nunca allí arriba. Mientras ella hacía la visita de rigor, yo me quedé en la librería hojeando libros.

Me acuerdo muchas veces de ese libro porque no sé todavía porqué no me lo compré. Lo estuve hojeando un buen rato y la persona que me acompañaba  me llamó para enseñarme algo que había visto. Lo dejé en la estanteria y pensé en comprarlo  al terminar la visita.

Me acordé cuando estábamos ya fuera del edificio y no era cuestión de subir más de 100 pisos de nuevo, asi que pensé que lo buscaría en otra librería.

Lo cierto es que no lo encontré en ninguna y poco a poco me olvidé de él.

Cuando las Torres Gemelas cayeron, me acordé de mi libro y he pensado muchas veces en él perdido en aquel montón de escombros…

Yo sigo aquí, practicando scones  de espinacas, a ver si consigo la receta ya que los que he probado de igual nombre en Internet no tenían nada que ver con mi recuerdo.

Mientras llego a ese scone perfecto, os dejo aquí este cupcake de Halloween con su calabacita de fondant.

La receta del cupcake está  sacada del libro “Cupcakes” de Martha Stewart.

La del fondant es libre invención mía siguiendo pautas que he visto en diversos blogs de Internet.

¡Disfrutad de unos cupcakes tan estupendos! La verdad es que la calabacitas – que preparé ayudada por Claudia- son una monada…¡me encantan!

 

 

RECETA

 

Para los Cupcakes

Atención, que con estas cantidades que pongo a continuación te van a salir unos 32 cupcakes medianos. Si quieres menos, divide, proporcionalmente las cantidades.

Cómo verás en esta receta las cantidades están expresadas en “cups” y Tbps (Tablespoon) o tsp (teaspoon) . La equivalencia no es la que daría la traducción literal al español, de taza, cucharada sopera o cucharilla de té.

Seguro que estas al tanto pero en tiendas especializadas y grandes superficies, vende los utensilios para estas medidas, de mil formas y colores, para, que lo calcules adecuadamente.

Tambien quiero avisarte de que las recetas americanas suelen ser muy especiadas para nuestro gusto, por lo que en la parte de especias siempre le pongo un poco menos de lo que indica. Pero esto, claro, depende del gusto de cada uno.

4 cups  de harina de pastelería tamizada.

1 tsp baking soda

1 Tbsp más 1 tsp adicional de baking powder

1 tsp  de sal

2 tsp de canela

1 Tbsp de jengibre en polvo

1 tsp de nuez moscada

¼ tsp de clavo molido

1 cup de mantequilla sin sal  en pomada

2 ½ cups de azucar moreno

4 huevos grandes

1 cup de buttermilk  ( como yo no la encuentro en España por ningún lado lo que hago es hacer yo misma un remedio de efecto similar, que te explico más adelante)

1 ½ cups de puré de calabaza ( lo venden en lata en tiendas americanas, o puedes hacerlo  asándo la calabaza en el horno sin añadirle nada,)

Para hacer la buttermilk pon en un recipiente 1 cup de leche entera y añádele 1 cucharada sopera de zumo de limón o vinagre. Déjalo reposar en la nevera y verás que la leche se espesa como en 10 minutos. Ya tienes lista la buttermilk.

 

Precalienta el horno a 180ºC/350ºF.

Prepara una bandeja de horno de cupcakes con los moldes de papel.

Mezcla el harina, baking soda, baking powder, sal y especias.

Después pon en una batidora eléctrica  a velocidad media-alta la mantequilla en pomada y el azúcar hasta que estén bien mezcladas. Añade los huevos, de uno en uno, batiendo bien hasta que cada uno quede bien incorporado.

Baja  la velocidad de la batidora, y muy lentamente bate añadiendo el harina y la buttermilk, alternando pequeñas adiciones de una y de otra.

Cuando esté bien mezclado añade el puré de calabaza , mezclándo bien.

Con esta masa rellena los moldes hasta 2/3 partes de su capacidad. Hornéalo unos 15-18 minutos hasta que estén dorados. Puedes comprobar pinchádolos si están hechos.

Sácalos de horno y déjalos enfriar en la placa, unos 10 minutos. Ahora sácalos de la placa y sobre una rejilla déjalos enfriar totalmente.

Ha llegado el momento de decorarlos.

 

Para el frosting

Vamos a hacer un Cream Cheese frosting.

1cup de mantequilla sin sal a tempertura ambiente. (blanda)

12 onzas de queso crema a temperatura ambiente

4 cups de azucar glas (de repostería) tamizada

¾ tsp de extracto de vainilla

Bate a velocidad media la mantequilla y el queso crema hasta que estén bien ligadas (unos 2-3 minutos).Baja la velocidad de la batidora .

Añade el azúcar, poco a poco, la vainilla, y bátelo hasta que esté bien mezclado.

Si no lo vas a utilizar inmediatamente puedes guardarlo en la nevera hasta 3 días bien tapado.

Cuando vayas a utilizarlo, déjalo templar a temperatura ambiente y bátelo de nuevo muy despacio hasta que lo veas cremoso de nuevo.

Con este frosting decora cada cupcake.

 

 

Para las calabazas de adorno, aunque la receta original es de mazapán, yo las hago de fondant

Para ello vas a necesitar Fondant naranja. Yo en esta receta he hecho el fondant en casa, con nubes de las que venden en las tiendas de chucherías. Pones en una sartén un poco de mantequilla y derrites en ellas unas cuantas nubes. Le añades el colorante alimenticio. Lo retiras del fuego y le añades el doble de peso de azúcar glas que el peso de las nubes. Y lo mezclas amasándolo con las manos hasta que la consistencia del Fondant sea a debida.

Haces bolitas de fondant con las manos. Con cuidado de que no te queden pliegues a la vista.

Las aplástas un poco por arriba y por abajo para dar la forma. Con el borde no cortánte de un cuchillo (o un punzón especial de los de fondant, si lo tienes) le das de arriba a abajo la forma de los surcos de la calabaza.

Haces tambien el rabito y lo pones en la parte superior.

Colocas cada calabaza en su cupcake.

y…aquí tienes tus cupcakes de temporada dispuestos para sorprender

 




También te puede gustar

10 Comentarios

  1. Lourdes Cuadrado - octubre 27, 2012, 5:05 pm -

    Muy ricas!! Las “calabacitas” de fondant son muy monas!! Siempre q leo tu blog se me abre el apetito!!

    Responder a este comentario
  2. Beatriz Tobegourmet - octubre 27, 2012, 7:31 pm -

    Me ha encantado! Molde, frosting, y la monada de calabacita. Bonito blog. Me quedo por aquí.

    Responder a este comentario
    • KukiSquare - octubre 27, 2012, 8:15 pm -

      Gracias Beatriz. Encantada de verte por aquí..las calabacitas para el día 31 con tus niños son superdivertidas..un abrazo. !

      Responder a este comentario
  3. Cósima - octubre 28, 2012, 8:46 am -

    Yo pienso igual que tú, prefiero los muffins y scones salados. Lo que no me gusta son las coberturas de fondant y frosting que llevan muchas tartas y dulces ahora. Demasiado dulces para mi gusto. Al igual que nunca he probado un macaron, tampoco he probado un cup cake ni pastel de esos decorados. Pero las magdalenas caseras me encantan. A mi también me gustaría que encontraras esa receta de los muffin de espinacas. Yo solía hacerlos en versión dulce cuando vivía en Irlanda. Buenísimos recién horneados, abiertos a la mitad y con mantequilla! Qué foquez!!!! Un besito.

    Responder a este comentario
    • KukiSquare - octubre 28, 2012, 11:58 am -

      Cósima si es que somos almas gemelas :-)) mira te doy la razón en todo y por eso he tardado tanto en entrar en el mundo cupcake y sólo he hecho una leve incursión. Creo que en esto hay que dosificarse…pero soy fiel devota de los macarons…pero de los de verdad ..de los buenos…desde hace un par de años han comenzado a llegar a España pero creo que el precio es una barrera de entrada en el mercado masivo. Yo los descubrí en Francia hace años y me enamoré de ellos.
      Cuando decido comprarlos me planteo seriamente si no es mejor invertir ese capital en la bolsa o en algún activo financiero..
      Y hacerlos bien es dificilísimo..todo un arte. Sigo buscándo la receta con espinacas..como este puente voy a Londres estoy súper decidida a encontrarla.

      Responder a este comentario
  4. Esther - octubre 28, 2012, 10:59 am -

    ¿Te quieres creer que yo no los he probado todavía? me gusta ver lo bonitos que quedan y seguro que están muy ricos, son como pedacitos de tarta.

    Te han quedado preciosos, las calabacitas toda una monada, y las fotografías preciosas!

    Un besito Kuki.

    Responder a este comentario
  5. KukiSquare - octubre 28, 2012, 12:02 pm -

    Esther es que no sabes la cantidad de gente que hay que los ha visto y no los ha probado. A mi me gustan los más sencillos, en los que destaca el pastel del cupcake. Al final es como tomarte una porción de un red velvet cake, carrot cake o del tipo que sea..pero cuando me los ofrecen con el fondant, súper frostings etc o son tamaño mini cupcake o me resultan muy empalagosos. Estéticamente maravillosos, eso si.

    Responder a este comentario
  6. Noemí - diciembre 27, 2012, 7:45 pm -

    Durante estos días de vacaciones de navidad tan tranquilos, estoy disfrutando poniéndome al día con algunos blogs que me gusta leer, entre ellos el tuyo, y al llegar a esta entrada y leer tu mención a los scones de spinacas, enseguida me he acordado de los buenísimos muffins de espinacas y queso que mi hija prepara. Me encanta la gastronomía y solía cocinar y experimentar mucho en la cocina hace años, pero ahora he pasado a disfrutar más de lo que cocinan otros, en particular de los deliciosos platos que mi hija prepara. Supongo que una de las razones es que no consigo encontrar tiempo para dedicarlo a las cosas que me gustan. Admiro mucho vuestra valentía y buena organización, que os lleva a poder dedicar tiempo a la fotografía, la cocina, la escritura,… y todas estas cosas que tanto me gusta disfrutar y a las que dedicaba tiempo hace años. Mi hija es una gran fan de “The Hummingbird Bakery” en Londres y la receta que te he enviado a tu dirección de correo electrónico, de Muffins de Espinacas, es de ellos. Sé que sientes nostalgia de aquellos scones y esto son muffins, quizá ya conoces esta receta ó quizá ya has encontrado la receta que buscabas, pero si no es así, y mientras sigues buscándola, espero que ésta te guste. Noemí

    Responder a este comentario
    • KukiSquare - diciembre 27, 2012, 9:32 pm -

      Noemi, muchísimas gracias por el detallazo de enviarme la receta!!!! lo hago seguro y podrás ver el resultado en el blog…para ti y para tu hija todo mi agradecimiento y cualquier colaboración de vuestra parte será magníficamente bienvenida. Besos para las dos y Feliz 2013!!

      Responder a este comentario

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



Copyright © 2012 Cocina Pret a Porter. producido por Tenerife Blogger.