\n') newwin.document.close(); }
Cocina Pret a Porter

Albondigas de pollo y huevo de codorniz, con salsa de mostaza y mango

 

 

Comienzo hoy esta entrada informandoos de que, a pesar de que soy hiperactiva – no paro literalmente – me gusta descansar, y de vez en cuando se me pegan las sábanas..como a todos..

Confieso que necesito  dormir al menos 8 horas porque si no, no soy persona.

Seguro que todos hemos oido alguna que otra disculpa, excusa, cuentecillo de alguien que queria un poquito más de cama, o nosotros mismos hemos improvisado alguna excusilla para no madrugar.

Pero lo que sucedió ayer en mi casa es creo lo más imaginativo que he oido para explicar el retraso en levantarse…aunque claro, viniendo de una de mis hijas , que son todo creatividad…

Ayer por la mañana, como no tenía prisa por levantarme me quedé en la cama hasta las 8,30. Había oído movimiento en casa, lo cual indicaba que – en principio- mis hijas se habían ido a la universidad.

Pero cual es mi sorpresa cuando después de un reparador desayuno me acerco a sus habitaciones y me encuentro a una de ellas, no voy a especificar cual aunque quienes las conocen van a saber perfectamente cual es, literalmente dormida como un tronco.

Tumbada boca abajo en la cama me pareció percibir la habitación llena de Zetas (zzzzzzz).

“Pero bueno” – le comente-  “¿pero no te has levantado aún? ¿no tenias clase a las 8?”.

Se limitó a mover la mano derecha a modo de saludo y murmuró…”buenos dias mamá”, de manera apenas perceptible.

Comencé a echarle la bronca de rigor y le abrí de par en par la ventana inundándo de luz la habitación.

Se giró en la cama

“No te enfades mamá. no sabes lo que me ha pasado,  es un verdadero caso de fuerza mayor. Es que esta mañana no podia moverme”

Seria le contesté- “Ya, ya me imagino por la hora que es ..esto no se puede volver a repetir…”

“No mamá de verdad, es que al despertarme no sentía el cuerpo. Ha sido angustioso, no podia moverme”.

“¿Cómo que no sentías el cuerpo?” – yo con cara de susto- “¿qué era lo que notabas?”.

“Nada mamá, nada, imaginate la angustia”…me comentaba mientras se incorporaba en la cama..

“Pero”..balbucee nerviosa…”pero ya sientes, ¿ estas bien? ¿te llevo al hospital?”.

“No mamá tranquila que ya me he recuperado…es que he tenido una pesadilla horrible en la que unos alienígenas querían invadir Pozuelo de Alarcón y lanzaban meteoritos  a la tierra. Los meteoritos eran en realidad albóndigas gigantes y tu estabas empeñada en hacer fotos para tu blog y yo intentaba salvarte para que no te impactara una albóndiga.”

Supongo que mi cara de incertidumbre y mi ceja derecha levemente levantada fueron las causantes de que añadiera mas detalles al relato…

“Yo – continuó- conseguía salvarte de los impactos, pero finalmente una albóndiga enorme me aplastaba contra el suelo en el momento en que ha sonado el despertador . He intentado por todas las maneras posibles levantarme , pero mamá, de verdad ha sido imposible. Fíjate que por ejemplo mentalmente yo  decía  “brazo derecho muévete” y no se movía. “pierna derecha muévete” y nada, “cuerpo incorporate” y así mamá un buen rato diciéndole a distintas partes de mi cuerpo que se movieran sin éxito.

Finalmente he empezado a notar leves hormigueos, pero claro ya era tarde y he seguido durmiendo para bajar a la segunda clase…”.

Querida hija – he respondido perpleja- y ¿esto me lo cuentas mientras clavas tu pupila azul en mi pupila?…

“Si mami, gracias por comprenderme ¿a ti te habría dado agobio tambien verdad?-“ me ha dicho mientra pasaba a mi lado camino de la puerta del cuarto y me plantaba un beso en la mejilla…

…Me he vuelto sin dar mucho crédito a la historia, por supuesto…y tras decirle “tienes 10 minutos para ducharte y salir disparada a clase”  ha entrado en el baño escopetada ante la posibilidad de un conato de enfado…

Yo me he ido a mi despacho cargada de autoridad pero pensando hacer una nueva receta para unas albóndigas…el relato me había resultado inspirador.

Mientras se arreglaba me dio tiempo a idear una nueva receta que hoy hemos probado y nos ha sorprendido, por su sabor reconocible y lo original de la mezcla con la salsa.

Aquí está la receta…y de verdad que nunca pensé que me inspiraría en unos meteoritos con forma de albóndiga.

 

 

 

RECETA (para 6 personas)

 

700 gr de pechuga de pollo muy picada

50 gr de miga de pan humedecida en leche

12 huevos de codorniz duros y partidos por la mitad

1 Mango hecho puré (ponlo unos 10 minutos al microondas)

sal, pimienta

2 cucharadas soperas rasas ( ó 1 y media si no te gusta el sabor fuerte) de jengibre en polvo

Sésamo

Para la salsa de mango : utilizarás la mitad del mango

2 cucharadas soperas de mostaza suave,

2 cucharadas de miel

El zumo de media naranja

Prepara la salsa de mango mezclando 1/2 mango, la mostaza, el zumo, y la miel. Hazlo poco a poco y ve probando para que esté a tu gusto.

 

 

 

 

Para hacer las albóndigas mezcla el pollo, la mitad del puré de mango y la miga de pan humedecida en leche. Mézclalo bien. Añádele sal, pimienta y el jengibre.

Mézclalo bien de nuevo.

Ahora vamos a darle forma a las albóndigas. para ello tendrás que humedecerte las manos con agua.

Con una cuchara o con ayuda de un utensilio para helado ve cogiendo porciones de la masa. Coges una mitad de huevo y la recubres bien con la masa de pollo dándole forma redonda. Rebóza bien cada bola con sésamo. Esto tienes que hacerlo en el momento de ponerlo al horno, porque en otro caso se ablandaría el sésamo.

Pon las albóndigas en una bandeja de horno cubierta con papel de horno.

 

 

 

 

Si las albóndigas son de tamaño cóctel (pequeñitas) con 10 minutos a 180ªC será suficiente. Si son del tamaño que ves en la foto deben estar en el horno unos  15 minutos.

La salsa de mango les dá un matiz a mostaza y miel y no lo dudes, también están estupendas con ketchup.

¡Espero que disfrutes de estas albóndigas diferentes y originales!

 

 

Albondigas de pollo y huevo de codorniz, con salsa de mostaza y mango

 

 

Comienzo hoy esta entrada informandoos de que, a pesar de que soy hiperactiva – no paro literalmente – me gusta descansar, y de vez en cuando se me pegan las sábanas..como a todos..

Confieso que necesito  dormir al menos 8 horas porque si no, no soy persona.

Seguro que todos hemos oido alguna que otra disculpa, excusa, cuentecillo de alguien que queria un poquito más de cama, o nosotros mismos hemos improvisado alguna excusilla para no madrugar.

Pero lo que sucedió ayer en mi casa es creo lo más imaginativo que he oido para explicar el retraso en levantarse…aunque claro, viniendo de una de mis hijas , que son todo creatividad…

Ayer por la mañana, como no tenía prisa por levantarme me quedé en la cama hasta las 8,30. Había oído movimiento en casa, lo cual indicaba que – en principio- mis hijas se habían ido a la universidad.

Pero cual es mi sorpresa cuando después de un reparador desayuno me acerco a sus habitaciones y me encuentro a una de ellas, no voy a especificar cual aunque quienes las conocen van a saber perfectamente cual es, literalmente dormida como un tronco.

Tumbada boca abajo en la cama me pareció percibir la habitación llena de Zetas (zzzzzzz).

“Pero bueno” – le comente-  “¿pero no te has levantado aún? ¿no tenias clase a las 8?”.

Se limitó a mover la mano derecha a modo de saludo y murmuró…”buenos dias mamá”, de manera apenas perceptible.

Comencé a echarle la bronca de rigor y le abrí de par en par la ventana inundándo de luz la habitación.

Se giró en la cama

“No te enfades mamá. no sabes lo que me ha pasado,  es un verdadero caso de fuerza mayor. Es que esta mañana no podia moverme”

Seria le contesté- “Ya, ya me imagino por la hora que es ..esto no se puede volver a repetir…”

“No mamá de verdad, es que al despertarme no sentía el cuerpo. Ha sido angustioso, no podia moverme”.

“¿Cómo que no sentías el cuerpo?” – yo con cara de susto- “¿qué era lo que notabas?”.

“Nada mamá, nada, imaginate la angustia”…me comentaba mientras se incorporaba en la cama..

“Pero”..balbucee nerviosa…”pero ya sientes, ¿ estas bien? ¿te llevo al hospital?”.

“No mamá tranquila que ya me he recuperado…es que he tenido una pesadilla horrible en la que unos alienígenas querían invadir Pozuelo de Alarcón y lanzaban meteoritos  a la tierra. Los meteoritos eran en realidad albóndigas gigantes y tu estabas empeñada en hacer fotos para tu blog y yo intentaba salvarte para que no te impactara una albóndiga.”

Supongo que mi cara de incertidumbre y mi ceja derecha levemente levantada fueron las causantes de que añadiera mas detalles al relato…

“Yo – continuó- conseguía salvarte de los impactos, pero finalmente una albóndiga enorme me aplastaba contra el suelo en el momento en que ha sonado el despertador . He intentado por todas las maneras posibles levantarme , pero mamá, de verdad ha sido imposible. Fíjate que por ejemplo mentalmente yo  decía  “brazo derecho muévete” y no se movía. “pierna derecha muévete” y nada, “cuerpo incorporate” y así mamá un buen rato diciéndole a distintas partes de mi cuerpo que se movieran sin éxito.

Finalmente he empezado a notar leves hormigueos, pero claro ya era tarde y he seguido durmiendo para bajar a la segunda clase…”.

Querida hija – he respondido perpleja- y ¿esto me lo cuentas mientras clavas tu pupila azul en mi pupila?…

“Si mami, gracias por comprenderme ¿a ti te habría dado agobio tambien verdad?-“ me ha dicho mientra pasaba a mi lado camino de la puerta del cuarto y me plantaba un beso en la mejilla…

…Me he vuelto sin dar mucho crédito a la historia, por supuesto…y tras decirle “tienes 10 minutos para ducharte y salir disparada a clase”  ha entrado en el baño escopetada ante la posibilidad de un conato de enfado…

Yo me he ido a mi despacho cargada de autoridad pero pensando hacer una nueva receta para unas albóndigas…el relato me había resultado inspirador.

Mientras se arreglaba me dio tiempo a idear una nueva receta que hoy hemos probado y nos ha sorprendido, por su sabor reconocible y lo original de la mezcla con la salsa.

Aquí está la receta…y de verdad que nunca pensé que me inspiraría en unos meteoritos con forma de albóndiga.

 

 

 

RECETA (para 6 personas)

 

700 gr de pechuga de pollo muy picada

50 gr de miga de pan humedecida en leche

12 huevos de codorniz duros y partidos por la mitad

1 Mango hecho puré (ponlo unos 10 minutos al microondas)

sal, pimienta

2 cucharadas soperas rasas ( ó 1 y media si no te gusta el sabor fuerte) de jengibre en polvo

Sésamo

Para la salsa de mango : utilizarás la mitad del mango

2 cucharadas soperas de mostaza suave,

2 cucharadas de miel

El zumo de media naranja

Prepara la salsa de mango mezclando 1/2 mango, la mostaza, el zumo, y la miel. Hazlo poco a poco y ve probando para que esté a tu gusto.

 

 

 

 

Para hacer las albóndigas mezcla el pollo, la mitad del puré de mango y la miga de pan humedecida en leche. Mézclalo bien. Añádele sal, pimienta y el jengibre.

Mézclalo bien de nuevo.

Ahora vamos a darle forma a las albóndigas. para ello tendrás que humedecerte las manos con agua.

Con una cuchara o con ayuda de un utensilio para helado ve cogiendo porciones de la masa. Coges una mitad de huevo y la recubres bien con la masa de pollo dándole forma redonda. Rebóza bien cada bola con sésamo. Esto tienes que hacerlo en el momento de ponerlo al horno, porque en otro caso se ablandaría el sésamo.

Pon las albóndigas en una bandeja de horno cubierta con papel de horno.

 

 

 

 

Si las albóndigas son de tamaño cóctel (pequeñitas) con 10 minutos a 180ªC será suficiente. Si son del tamaño que ves en la foto deben estar en el horno unos  15 minutos.

La salsa de mango les dá un matiz a mostaza y miel y no lo dudes, también están estupendas con ketchup.

¡Espero que disfrutes de estas albóndigas diferentes y originales!

 

 




También te puede gustar

28 Comentarios

  1. Ana - noviembre 17, 2012, 11:55 am -

    Menuda historia Kuki Square,la verdad que la situación esta muy divertida mientras la lees pero el momento en casa a lo mejor no era tan divertido. :-))
    Que majos son los hijos!
    En cuanto a la receta y las fotos; como siempre de lujo.
    Buen finde de semana,
    ana,

    Responder a este comentario
    • KukiSquare - noviembre 17, 2012, 1:43 pm -

      Nada, no te preocupes…son majos de verdad :-))) la historia la cuento porque es que me rio un montón con sus ocurrencias!!

      Responder a este comentario
  2. Cósima - noviembre 17, 2012, 4:19 pm -

    No te digo lo que pienso de tu hija porque no te gustaría nada, pero creéme que es muy lista. ¡Un ataque de albóndigas! ¡Te ha pillado! Por cierto, creo haberla visto en alguna foto y es un auténtico bellezón. Aunque como tienes dos, me temo que el adjetivo se repite. Bueno, super divertida la excusa. Hay que reconocer que tiene su punto. De eso no puede quejarte. Que no tienes ningún mueble en casa. Míralo de esta forma. BeZitos para tí y para ese crack a la que se le pegan las sábanas con tanto estilo.

    Responder a este comentario
  3. M Luz - noviembre 18, 2012, 8:21 am -

    Hola a mi hijo pequeño (¡22!) suelen ocurrirle cosas así y desde luego que en principio te desarman (es lo que pretenden) y aunque a mi me cabrea sobremanera tengo que reconocer que imaginación no les falta así que tendremos que quedarnos con eso. Me ha gustado la idea de las albóndigas con crema de mango y siendo de pollo y enel horno aún más así que me quedo con la receta. Feliz domingo

    Responder a este comentario
  4. AMIGASTRONOMICAS - noviembre 19, 2012, 12:29 am -

    Lo que más me ha gustado y me ha arrancado más de una sonrisa y alguna carcajada ha sido imaginándome la situación e introducirte dentro de la película de “Lluvia de Albóndigas”: http://www.youtube.com/watch?v=Oat6ZZ2PRtE
    Aún no he llegado a esa etapa, pero espero no perdérmela.
    Un abrazo,
    Silvia

    Responder a este comentario
    • KukiSquare - noviembre 19, 2012, 11:23 am -

      No he visto la película, pero voy a ver ahora el link que me mandas. Tengo que confesar que tiene bastante imaginación y …ya veras como la etapa cuando te llegue es estupenda. Yo me lo paso genial con ellas!. Besote Silvia y me encanta verte por aquí.

      Responder a este comentario
  5. Carmen - noviembre 19, 2012, 2:15 am -

    Aunque solo sea por la historia que te ha contado tu hija… habrá que probar las albondigas-meteorito! Un beso para tí y para tu hija!

    Responder a este comentario
  6. Esther - noviembre 19, 2012, 1:39 pm -

    Waoooo!!! Menuda historia, enganchadita me has tenido de principio a fin! pobrecilla mía que sueño! lo ha tenido que pasar mal eh jejej y tu queriendo fotografiar albóndigas! ajaja.
    El plato delicioso, me ha encantado! Un besito guapa.

    Responder a este comentario
  7. Manu CatMan - noviembre 19, 2012, 1:54 pm -

    Jajajajajaajja!!!! Lo mejor la descripción que haces de que tu estabas empeñada en sacarle fotos para el blog! Jajajajqajajaja
    Es muy total la historia…
    supongo que la librarías de ir a calse no? juer! la había aplastado una albóndiga!!!

    Responder a este comentario
    • KukiSquare - noviembre 19, 2012, 2:04 pm -

      Mira Manu, es que no sabes el morro que tiene y el estilazo con el que te cuenta las cosas. Tiene una expresividad total. Y a clase fué…que ella lo que quería era librarse…besote y encantada de verte por aquí..vamos a por ese concurso!!

      Responder a este comentario
  8. espe - noviembre 19, 2012, 9:32 pm -

    que buenas,y bien originales

    Responder a este comentario
  9. abril - noviembre 20, 2012, 2:14 pm -

    La receta se ve superchula, pero lo mejor es la hisotoria de tu hija!!!!jejejeje

    Responder a este comentario
  10. Belen Delgado Pulgar - noviembre 20, 2012, 3:19 pm -

    hola kuki mira me ha encantado la historia de tu hija me he reido a carcajadas sois geniales y las albondigas seguro muy ricas y desde luego originales como la historia te han quedado preciosas
    !!!! un besin !!!!

    Responder a este comentario
  11. lourdes Cuadrado - noviembre 26, 2012, 1:58 pm -

    jajajajja!!!!…..yo se de uno, también con la pupila azul, q tampoco le obedecen algunas partes de su cuerpo al levantarse.

    Besos

    Responder a este comentario
  12. Marisa - noviembre 27, 2012, 5:06 pm -

    Hola María:
    Muchas gracias por tu visita. Ahora te he puesto cara porque el sábado no se pudo hablar con todo el mundo. Yo salí a comprar pan, que después no sirvió demasiado y fue cuando había llegado más gente y ya no me dio para más.
    Estas albóndigas me han encantado y mira por donde yo llevé mermelada de mango a la quedada.
    Me las llevo porque ya he hecho varias albóndigas de pollo y las tuyas son totalmente diferentes. A simple vista, tu blog es precioso. Felicidades.
    Si quieres la receta de mi mermelada la tienes aquí.http://thermofan.blogspot.com.es/2012/11/mermelada-de-mango-jengibre-y-cayena.html La regalé toda y como yo no puedo tomar azúcar, tengo ganas de prepararla para mí con tagatosa. Un beso

    Responder a este comentario
    • KukiSquare - noviembre 27, 2012, 11:52 pm -

      Maris..muchas gracia spor la receta..creoq ue me voy a animar a hacerla porque haceis unas mermeladas estupendas. Me encantó coincidir el sábado. Espero tener oportinidad de repetir pronto. Besos De todas formas a la salsa de las albóndigas hay que ponerle un toque que quizás se lo de la cayena, tipo el que le dá la mostaza.

      Responder a este comentario
  13. Maria - diciembre 11, 2012, 4:59 pm -

    María, me encanta, está genial lo que escribes y las recetas (he de confesar que he hecho algunas….las más sencillitas…)
    A parte de las recetas, lo que me engancha muchísimio es la forma de contar las cosas : )
    No me he presentado..soy Maria Salcedo y seguiré por aquí leyendo y probando tus recetas (lo que me sale….)

    Un abrazo muy fuerte

    Responder a este comentario
    • KukiSquare - diciembre 12, 2012, 12:46 pm -

      ¡Maria! ya me contó mi hermana que le habías comentado que te gusta el blog y que habías hecho las momias de halloween!!me encanta verte por aquí y también me tienes en Facebook como Kuki Square y en “Cocina Prêt-á-Porter”…me encantará verte por allí también. Besitos a Victor y a tus peques! ¡que alegría me has dado!!. besos

      Responder a este comentario
  14. Beatriz Tobegourmet - abril 9, 2013, 2:05 am -

    No quería dormirme sin ver tus albóndigas… Ya que has cumplido perfectamente tu cita con Twitter. Y sólo tengo una cosa que decir: He acabado el día que tan mágníficamente hemos pasado juntas… partiéndome de la risa!! Besos. Bea.

    Responder a este comentario
    • KukiSquare - abril 9, 2013, 12:51 pm -

      Jajaja GRACIAS!! me ha encantado pasar el día con vosotras y esa cenita que has twitteado tan perfectamente. Besos y me encanta verte por aquí.

      Responder a este comentario

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



Copyright © 2012 Cocina Pret a Porter. producido por Tenerife Blogger.