Cocina Pret a Porter

Canelones con micuit de pato y piñones

 

 

En casa tenemos comidas de fondo de armario que son un valor seguro en nuestra mesa. Platos de los de toda la vida, cómodos de hacer, fáciles de preparar y deliciosos al paladar.

Hoy hemos preparado unos canelones con tomate y carne con micuit de pato. Una comida casera, que nos gusta  a los mayores y a los mas jóvenes.

Hoy no me apetecía complicarme la vida ni complicársela a Nidia, la persona que trabaja en casa.

Había pensado varias recetas para preparar, pero la mañana se nos ha ido echando encima y las he dejado para otro día del fin de semana.

Además ayer me llamó una de mis amigas más queridas y me pidió que  le preparase una tarta para su hija para su cumple de hoy. Mi hija y la suya son tambien íntimas amigas.

El tiramisú es sencillo de preparar. Un postre delicioso, sin pretensiones pero lleno de cariño y que nos encanta, asi que me pareció el indicado para esta noche, porque mi hija le está preparando a su hija una fiesta sorpresa para esta noche.

Asi que mientras Nidia preparaba los canelones yo preparaba un tiramisú que está de rechupete.

Por aquello de que es un dia festivo a los canelones les hemos añadido micuit de pato y piñones, que les dá un puntito sofisticado dentro de la normalidad.

¿No os parece que de vez en cuando está bien abandonarse al calor del hogar?…estar tranquila en casa, acompañada de tu familia, recibiendo como ha sido hoy al novio de tu hija, italiano de Milán que viene desde allí a pasar unos días con nosotros.

Siempre viene acompañado de algún detalle de los que sabe que nos gustan  y ésta vez me ha sorprendido con  una pasta de trufa, un queso Pecorino y un chutney de pera y miel que tomaremos mañana. Vienen directos de la Toscana, donde ha pasado el fin de semana anterior con su familia. Asi que ya estamos eligiendo un buen vino para acompañarlo…el sábado promete.

Como entrante hemos preparado un Bruschette (pan tostado, tomate, ajo y albahaca) que Francesco ha improvisado en 5 minutos…asi que hoy viernes Italia ha estado presente en nuestra mesa…

¿Y qué me contais del calor hogareño? A medida que los hijos crecen nuevas personas se incorporan a nuestro círculo familiar. Y les coges cariño, y les intregas y a veces aprendes a decir adios porque las relaciones sentimentales de los hijos son como han sido las nuestras…mas o menos duraderas.

Vivir con ellas sus ilusiones, sus procesos de enamoramiento es inquietante y a la vez muy estimulante porque revives con ellas muchas emociones. Los consejos, las conversaciones, orientarles en lo correcto y lo incorrecto es tambien parte de su proceso educativo.

Y como todo sus relaciones tienen momentos buenos, estupendos, menos buenos y…bueno de todo. Hay principios y finales y yo las cazo al vuelo. Sé cuando estan contentas y sólo con verlas sé si han tenido algún problema.

Las madres desarrollamos una habilidad especial para conversar, para que se comuniquen y siempre hay que leer entre líneas. Como yo no espero que tomen la iniciativa de contarme casi nada, me voy acercando, doy mil rodeos, creo un clima de comunicación y confianza y comienza a fluir la conversación.

La relación con los hijos es una carrera de fondo…y aunque algunas veces me despachan diciendome “mamá por Dios que intensa estás hoy” muchas veces me reconocen que les encanta que este ahí .

Mis hijas tienen 22 y 19 años y personalidades muy diferentes aunque sorprendentemente uniformes. En las dos identifico un “core”, un denominador común que veo también en su padre y en mi. Es nuestra identidad como familia..y la hemos ido creando de manera muchas veces intuitiva entre mi marido y yo y modelándola a medida que la familia ha ido creciendo y ellas han ido evolucionando.

Asi que ahora son ellas también las que cean día a día esa identidad.

Y no hay nada que mas me guste que ver que tienen personalidad y que saben decir NO cuando hay que decirlo…eso se lo he enseñado yo…de forma explícita porque siendo mujeres las circunstancias y forma en que una mujer tiene que decir que NO son diferentes a las que un hombre tiene que dar la misma respuesta.

Siempre les he dicho nunca tengas miedo a decir NO a veces de forma evidente y a veces con tus actos…Y también claro les hemos enseñado a decir SI porque un Si a tiempo puede ser una oportunidad o un principio de ella.

A partir de ahí son ellas las que deciden sus síes o noes en cada momento. El lado cómico de esto es que también es a ti a quien le colocan un no o un si que te desconcierta…pero así es como son realmente y tu también estas inmerso en un proceso de aprender a su lado.

Las dos son tenaces y persiguen sus objetivos y yo no paro de decirles que la vida es mejor con palabras de suerte y que para la suerte hay que estar preparado.

Y me lo aplico a misma.. pero ¿no os parece que un plato sencillo puede convertirse en el núcleo de un sabor o sensación familiar? Si lo acompañamos de momentos que dejen una grata sensación creas un poso de recuerdos que cimientan una familia.

Pues vamos a por estos canelones.

 

 

 

RECETA ( para 12 canelones)

Vamos a necesitar :

Una caja de canelones precocidos que pondremos a ablandar siguiendo las instrucciones del paquete. Un vez blandos ponlos a reposar sobre un paño limpio y seco.

Un bote de tomate entero  de 1/2 kg sin preparar

700 gr de carne picada de buena calidad (mejor picada dos veces)

250 gr de micuit de pato

50 gr de piñones.

1 y 1/2 cebolla

4 dientes de ajo

Pimienta

1/2 litro  de leche entera

100 ml de nata líquida

3 cuharadas de harina

1 cucharada de mantequilla con sal

Aceite

Lo primero prepara la salsa de tomate

Pon en una sarten a pochar 1 cebolla y 1 diente de ajo bien picados. Cuando estén dorados añádele el tomate y la sal. Déjalo cocer moviéndolo mientras se guisa. Estará listo en unos 15 minutos. Pásalo por el paspuré y tamízalo.

Prepara las placas de Canelón 

Prepara la bechamel

Tiene que quedar ligéramente espesa. Pon la leche y la nata  a cocer y añádele la mantequilla y la sal . Aparte con leche fria mezcla las 3 cucharadas de harina y disuelvela bien para que no se formen grumos. Entonces añades ésta mezcla de harina a la leche hirviendo y con una cuchara de madera lo mueves constantemente para que no se pegue, hasta que veas que está espesa.

Prepara la carne

Pon el resto de la cebolla  y un diente de ajo muy picados en un poco de aceite, a pochar. Cuando esté como transparente añádele la carne y rehógala. Cuando esté terminada, aún en la sartén añade el micuit y los piñones y mezcla bien.

A esto le añades parte de la bechamel y el tomate y lo mezclas bien rectificándo de sal y pimienta negra.

Pon una cantidad de esta mezcla sobre cada placa de pasta y dales forma redondeada depositándolos en la fuente de horno dónde los servirás.

Cúbrelo con bechamel  y mételo al horno a gratinar.

Sírvelo caliente .

Sencillo…¿verdad?. La sencillez no está reñida con un sabor conocido que sorprende.

 

 

 

 

Canelones con micuit de pato y piñones

 

 

En casa tenemos comidas de fondo de armario que son un valor seguro en nuestra mesa. Platos de los de toda la vida, cómodos de hacer, fáciles de preparar y deliciosos al paladar.

Hoy hemos preparado unos canelones con tomate y carne con micuit de pato. Una comida casera, que nos gusta  a los mayores y a los mas jóvenes.

Hoy no me apetecía complicarme la vida ni complicársela a Nidia, la persona que trabaja en casa.

Había pensado varias recetas para preparar, pero la mañana se nos ha ido echando encima y las he dejado para otro día del fin de semana.

Además ayer me llamó una de mis amigas más queridas y me pidió que  le preparase una tarta para su hija para su cumple de hoy. Mi hija y la suya son tambien íntimas amigas.

El tiramisú es sencillo de preparar. Un postre delicioso, sin pretensiones pero lleno de cariño y que nos encanta, asi que me pareció el indicado para esta noche, porque mi hija le está preparando a su hija una fiesta sorpresa para esta noche.

Asi que mientras Nidia preparaba los canelones yo preparaba un tiramisú que está de rechupete.

Por aquello de que es un dia festivo a los canelones les hemos añadido micuit de pato y piñones, que les dá un puntito sofisticado dentro de la normalidad.

¿No os parece que de vez en cuando está bien abandonarse al calor del hogar?…estar tranquila en casa, acompañada de tu familia, recibiendo como ha sido hoy al novio de tu hija, italiano de Milán que viene desde allí a pasar unos días con nosotros.

Siempre viene acompañado de algún detalle de los que sabe que nos gustan  y ésta vez me ha sorprendido con  una pasta de trufa, un queso Pecorino y un chutney de pera y miel que tomaremos mañana. Vienen directos de la Toscana, donde ha pasado el fin de semana anterior con su familia. Asi que ya estamos eligiendo un buen vino para acompañarlo…el sábado promete.

Como entrante hemos preparado un Bruschette (pan tostado, tomate, ajo y albahaca) que Francesco ha improvisado en 5 minutos…asi que hoy viernes Italia ha estado presente en nuestra mesa…

¿Y qué me contais del calor hogareño? A medida que los hijos crecen nuevas personas se incorporan a nuestro círculo familiar. Y les coges cariño, y les intregas y a veces aprendes a decir adios porque las relaciones sentimentales de los hijos son como han sido las nuestras…mas o menos duraderas.

Vivir con ellas sus ilusiones, sus procesos de enamoramiento es inquietante y a la vez muy estimulante porque revives con ellas muchas emociones. Los consejos, las conversaciones, orientarles en lo correcto y lo incorrecto es tambien parte de su proceso educativo.

Y como todo sus relaciones tienen momentos buenos, estupendos, menos buenos y…bueno de todo. Hay principios y finales y yo las cazo al vuelo. Sé cuando estan contentas y sólo con verlas sé si han tenido algún problema.

Las madres desarrollamos una habilidad especial para conversar, para que se comuniquen y siempre hay que leer entre líneas. Como yo no espero que tomen la iniciativa de contarme casi nada, me voy acercando, doy mil rodeos, creo un clima de comunicación y confianza y comienza a fluir la conversación.

La relación con los hijos es una carrera de fondo…y aunque algunas veces me despachan diciendome “mamá por Dios que intensa estás hoy” muchas veces me reconocen que les encanta que este ahí .

Mis hijas tienen 22 y 19 años y personalidades muy diferentes aunque sorprendentemente uniformes. En las dos identifico un “core”, un denominador común que veo también en su padre y en mi. Es nuestra identidad como familia..y la hemos ido creando de manera muchas veces intuitiva entre mi marido y yo y modelándola a medida que la familia ha ido creciendo y ellas han ido evolucionando.

Asi que ahora son ellas también las que cean día a día esa identidad.

Y no hay nada que mas me guste que ver que tienen personalidad y que saben decir NO cuando hay que decirlo…eso se lo he enseñado yo…de forma explícita porque siendo mujeres las circunstancias y forma en que una mujer tiene que decir que NO son diferentes a las que un hombre tiene que dar la misma respuesta.

Siempre les he dicho nunca tengas miedo a decir NO a veces de forma evidente y a veces con tus actos…Y también claro les hemos enseñado a decir SI porque un Si a tiempo puede ser una oportunidad o un principio de ella.

A partir de ahí son ellas las que deciden sus síes o noes en cada momento. El lado cómico de esto es que también es a ti a quien le colocan un no o un si que te desconcierta…pero así es como son realmente y tu también estas inmerso en un proceso de aprender a su lado.

Las dos son tenaces y persiguen sus objetivos y yo no paro de decirles que la vida es mejor con palabras de suerte y que para la suerte hay que estar preparado.

Y me lo aplico a misma.. pero ¿no os parece que un plato sencillo puede convertirse en el núcleo de un sabor o sensación familiar? Si lo acompañamos de momentos que dejen una grata sensación creas un poso de recuerdos que cimientan una familia.

Pues vamos a por estos canelones.

 

 

 

RECETA ( para 12 canelones)

Vamos a necesitar :

Una caja de canelones precocidos que pondremos a ablandar siguiendo las instrucciones del paquete. Un vez blandos ponlos a reposar sobre un paño limpio y seco.

Un bote de tomate entero  de 1/2 kg sin preparar

700 gr de carne picada de buena calidad (mejor picada dos veces)

250 gr de micuit de pato

50 gr de piñones.

1 y 1/2 cebolla

4 dientes de ajo

Pimienta

1/2 litro  de leche entera

100 ml de nata líquida

3 cuharadas de harina

1 cucharada de mantequilla con sal

Aceite

Lo primero prepara la salsa de tomate

Pon en una sarten a pochar 1 cebolla y 1 diente de ajo bien picados. Cuando estén dorados añádele el tomate y la sal. Déjalo cocer moviéndolo mientras se guisa. Estará listo en unos 15 minutos. Pásalo por el paspuré y tamízalo.

Prepara las placas de Canelón 

Prepara la bechamel

Tiene que quedar ligéramente espesa. Pon la leche y la nata  a cocer y añádele la mantequilla y la sal . Aparte con leche fria mezcla las 3 cucharadas de harina y disuelvela bien para que no se formen grumos. Entonces añades ésta mezcla de harina a la leche hirviendo y con una cuchara de madera lo mueves constantemente para que no se pegue, hasta que veas que está espesa.

Prepara la carne

Pon el resto de la cebolla  y un diente de ajo muy picados en un poco de aceite, a pochar. Cuando esté como transparente añádele la carne y rehógala. Cuando esté terminada, aún en la sartén añade el micuit y los piñones y mezcla bien.

A esto le añades parte de la bechamel y el tomate y lo mezclas bien rectificándo de sal y pimienta negra.

Pon una cantidad de esta mezcla sobre cada placa de pasta y dales forma redondeada depositándolos en la fuente de horno dónde los servirás.

Cúbrelo con bechamel  y mételo al horno a gratinar.

Sírvelo caliente .

Sencillo…¿verdad?. La sencillez no está reñida con un sabor conocido que sorprende.

 

 

 

 




También te puede gustar

2 Comentarios

  1. Chelo Martín de Dios - noviembre 9, 2012, 7:46 pm -

    Pero que encanto de mujer!!!!. Como me ha “deleitado” leerte, siempre me gusta, me divierte, pero esta vez me ha llegado al corazón, gracias por ser mi amiga especial!!!!

    Responder a este comentario
  2. KukiSquare - noviembre 9, 2012, 10:27 pm -

    Bueno las dos somos especiales, por eso somos amigas. ¡Feliz cumple para Paloma! a ver que le parece el KUKI-Tiramisu”. Gracias a ti por ser una amiga siempre tan especial. bss

    Responder a este comentario

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



Copyright © 2012 Cocina Pret a Porter. producido por Tenerife Blogger.