\n') newwin.document.close(); }
Cocina Pret a Porter

Como se hace un puré de patatas : ¡Que no te metan un paquete!

 

Puré de patatas portada

 

 

La historia de este post se remonta al mes de junio de este año. Dá igual el lugar en que se produjeron los hechos, pero vamos, que para no liarnos, sucedió exactamente en el porche de mi casa.

Os describo la escena: un grupo de jóvenes de entre 21 y 24 años se encuentran reunidos, en un divertido día de piscina. Acaban de terminar los exámenes y tienen por delante un largo verano. Están preparando un fin de semana en la playa y una de las niñas de la reunión va apuntando en un papel la lista de comidas que tienen previstas para los días de playa…

Yo- la editora artífice de este blog- paso junto a ellos camino de la piscina cuando oigo “...Y apunta que hay que comprar un paquete de puré de patatas”.

Al escuchar mis oidos tal sugerencia no puedo evitar girarme sobre mí misma y decirles ” pero no compreis sobres de puré, si en un momento lo preparais casero y riquísimo. ¿Sabeis cómo se hace un pure de patatas?”.

Todos me miraron sorprendidos, primero porque no me habían visto y segundo porque mi comentario denotaba un oido privilegiado dada la distancia a la que nos encontrábamos, pero seguro que cualquier madre que lea esta entrada sabrá que nuestro sentido del oido materno está hiperdesarrollado…son muchas horas intentando oir en la distancia conversaciones,  comentarios…hiperdesarrollado, como digo.

Pues bien, todos al unísono comentaron “pero si no tenemos ni idea de hacerlo”, ” buf que dificil ¿no?, ” ¡pero si se tarda un montón!”…

Asi que comencé a preguntarles “a ver ¿cómo se hace el puré ?y entre risas de “se vacia el sobre en leche y ya está” o ” se cuecen las patatas ¿no?…(ojos dudosos)”…

Vamos que ninguno, chicos o chicas tenían ni idea de cómo se hace un puré de patatas…asi que me animé a hacer este post…y les escribí la receta…a lo que todos comentaron ¡que bien! lo haremos como tu dices Kuki…( aunque me consta que al final compraron el paquete de puré…que me lo dijo un pajarito. Razón: “Es que éramos muchos mamá”…).

 

Bueno pues la segunda parte de esta historia es que este puré me enseñó a hacerlo la empleada de hogar de mi abuelo.

Se llamaba Virginia y  me tenía alucinada, porque yo tendría unos 13 ó 14 años y me sentaba en la cocina mientras ella trasteaba y me contaba montones de historias de su novio, de sus salidas de fin de semana. Cuando el sábado se arreglaba para salir siempre se rizaba las pestañas y yo alucinaba viéndole utilizar el rizador que yo siempre he sido incapaz de usar porque me dá mucha grima.

Pues bien Virginia se casó con el novio del que yo me sabía media vida y cuyo servicio militar conocía al dedillo, pero antes me dejó tipo tesoro la receta de su proverbial tortilla de patatas que a mis hermanos les chiflaba y la receta de este puré que tanto le gustaba a mi abuelo.

El padre de mi madre- Don Victorino- era guapo hasta de mayor y esa belleza la heredó mi madre, que siempre ha tenido un aire a Grace Kelly en pelirrojo. Culto, riguroso, siempre acompañado de mi abuela – Doña Adela- y en cuya casa yo pasaba largas temporadas hasta los 8 años porque iba al colegio que tenían mis abuelos. Precisamente el otro día me pasaron una foto en la que estaba en clase en ese cole. Tendría unos 7 años y estaba muy seria (yo era de una timidez abrumadora) y con unas orejillas a lo Pixie que no tienen desperdicio.

Al mediodia en aquella casa siempre estaban mis tias pequeñas que aún no se habían casado y con las que yo también alucinaba. Eran guapas y con un estilazo bárbaro y además listas y con unos novios que a mi me mimaban una barbaridad y ¡guapísimos!. Me encantaba ir a la Ciudad Universitaria a buscarlas en el coche con mi madre. Nos poniamos todos los hermanos a jugar en el parking de Farmacia y alli esperábamos…os estoy hablando de los años sesenta… imaginaos  todo muy estilo sesentero.

Pues bien este puré era el que habia si o si que servirle a mi abuelo. Virginia no tenía margen de maniobra: nada de lucimientos culinarios. Mi abuelo estaba siempre delicado del estómago y este puré tenia que ser si o si así. ¿Para qué cambiarlo si está buenísimo?…

Os dejo aqui la receta…es sencillo y delicioso…y a partir de ahora déjate de paquetes ¡que no te los metan!.

 

Puré de patatas-1

 

 Receta

Ingredientes (4 personas)

800 grs de patatas

1/2 cebolla muy picada

1 diente de ajo

4 cucharadas de aceite de oliva

sal

Elaboración

 

Este puré es un puré espeso que puedes tomar con tenedor.

Puede tomarse sólo o acompañando carnes, formando parte de pasteles de carne com este Pastel de carne y puré soufflé, o como se te ocurra.

Lo primero  pon a cocer las patatas con un poco de sal. Cuando estén blandas retíralo del fuego y pasa la patata por el pasapuré ( esto hay que hacerlo inmediatamente. No se deben dejar enfriar las patatas.)

En una sartén pon a pochar media cebolla picada muy pequeña y el diente de ajo también muy picado en 4 cucharadas de aceite. Una vez lista añádele el puré y rehógalo un poco para que se empape bien del sabor de la cebolla.

Rectifícalo de sal y retíralo del fuego . Ya lo tienes listo para servir y disfrutar de un delicioso puré que te alejará del socorrido paquete…

Puré de patatas-2

Como se hace un puré de patatas : ¡Que no te metan un paquete!

 

Puré de patatas portada

 

 

La historia de este post se remonta al mes de junio de este año. Dá igual el lugar en que se produjeron los hechos, pero vamos, que para no liarnos, sucedió exactamente en el porche de mi casa.

Os describo la escena: un grupo de jóvenes de entre 21 y 24 años se encuentran reunidos, en un divertido día de piscina. Acaban de terminar los exámenes y tienen por delante un largo verano. Están preparando un fin de semana en la playa y una de las niñas de la reunión va apuntando en un papel la lista de comidas que tienen previstas para los días de playa…

Yo- la editora artífice de este blog- paso junto a ellos camino de la piscina cuando oigo “...Y apunta que hay que comprar un paquete de puré de patatas”.

Al escuchar mis oidos tal sugerencia no puedo evitar girarme sobre mí misma y decirles ” pero no compreis sobres de puré, si en un momento lo preparais casero y riquísimo. ¿Sabeis cómo se hace un pure de patatas?”.

Todos me miraron sorprendidos, primero porque no me habían visto y segundo porque mi comentario denotaba un oido privilegiado dada la distancia a la que nos encontrábamos, pero seguro que cualquier madre que lea esta entrada sabrá que nuestro sentido del oido materno está hiperdesarrollado…son muchas horas intentando oir en la distancia conversaciones,  comentarios…hiperdesarrollado, como digo.

Pues bien, todos al unísono comentaron “pero si no tenemos ni idea de hacerlo”, ” buf que dificil ¿no?, ” ¡pero si se tarda un montón!”…

Asi que comencé a preguntarles “a ver ¿cómo se hace el puré ?y entre risas de “se vacia el sobre en leche y ya está” o ” se cuecen las patatas ¿no?…(ojos dudosos)”…

Vamos que ninguno, chicos o chicas tenían ni idea de cómo se hace un puré de patatas…asi que me animé a hacer este post…y les escribí la receta…a lo que todos comentaron ¡que bien! lo haremos como tu dices Kuki…( aunque me consta que al final compraron el paquete de puré…que me lo dijo un pajarito. Razón: “Es que éramos muchos mamá”…).

 

Bueno pues la segunda parte de esta historia es que este puré me enseñó a hacerlo la empleada de hogar de mi abuelo.

Se llamaba Virginia y  me tenía alucinada, porque yo tendría unos 13 ó 14 años y me sentaba en la cocina mientras ella trasteaba y me contaba montones de historias de su novio, de sus salidas de fin de semana. Cuando el sábado se arreglaba para salir siempre se rizaba las pestañas y yo alucinaba viéndole utilizar el rizador que yo siempre he sido incapaz de usar porque me dá mucha grima.

Pues bien Virginia se casó con el novio del que yo me sabía media vida y cuyo servicio militar conocía al dedillo, pero antes me dejó tipo tesoro la receta de su proverbial tortilla de patatas que a mis hermanos les chiflaba y la receta de este puré que tanto le gustaba a mi abuelo.

El padre de mi madre- Don Victorino- era guapo hasta de mayor y esa belleza la heredó mi madre, que siempre ha tenido un aire a Grace Kelly en pelirrojo. Culto, riguroso, siempre acompañado de mi abuela – Doña Adela- y en cuya casa yo pasaba largas temporadas hasta los 8 años porque iba al colegio que tenían mis abuelos. Precisamente el otro día me pasaron una foto en la que estaba en clase en ese cole. Tendría unos 7 años y estaba muy seria (yo era de una timidez abrumadora) y con unas orejillas a lo Pixie que no tienen desperdicio.

Al mediodia en aquella casa siempre estaban mis tias pequeñas que aún no se habían casado y con las que yo también alucinaba. Eran guapas y con un estilazo bárbaro y además listas y con unos novios que a mi me mimaban una barbaridad y ¡guapísimos!. Me encantaba ir a la Ciudad Universitaria a buscarlas en el coche con mi madre. Nos poniamos todos los hermanos a jugar en el parking de Farmacia y alli esperábamos…os estoy hablando de los años sesenta… imaginaos  todo muy estilo sesentero.

Pues bien este puré era el que habia si o si que servirle a mi abuelo. Virginia no tenía margen de maniobra: nada de lucimientos culinarios. Mi abuelo estaba siempre delicado del estómago y este puré tenia que ser si o si así. ¿Para qué cambiarlo si está buenísimo?…

Os dejo aqui la receta…es sencillo y delicioso…y a partir de ahora déjate de paquetes ¡que no te los metan!.

 

Puré de patatas-1

 

 Receta

Ingredientes (4 personas)

800 grs de patatas

1/2 cebolla muy picada

1 diente de ajo

4 cucharadas de aceite de oliva

sal

Elaboración

 

Este puré es un puré espeso que puedes tomar con tenedor.

Puede tomarse sólo o acompañando carnes, formando parte de pasteles de carne com este Pastel de carne y puré soufflé, o como se te ocurra.

Lo primero  pon a cocer las patatas con un poco de sal. Cuando estén blandas retíralo del fuego y pasa la patata por el pasapuré ( esto hay que hacerlo inmediatamente. No se deben dejar enfriar las patatas.)

En una sartén pon a pochar media cebolla picada muy pequeña y el diente de ajo también muy picado en 4 cucharadas de aceite. Una vez lista añádele el puré y rehógalo un poco para que se empape bien del sabor de la cebolla.

Rectifícalo de sal y retíralo del fuego . Ya lo tienes listo para servir y disfrutar de un delicioso puré que te alejará del socorrido paquete…

Puré de patatas-2




También te puede gustar

13 Comentarios

  1. Silvia - septiembre 16, 2014, 12:58 pm -

    Oh, rico, rico, muy rico, tanto como la historia que nos acabás de contar, Kuki.
    Voy a ponerlo en práctica cualquier día de estos. Pienso que a mi hijo, Octavio, habrá de encantarle porque le encanta la cebolla rehogada. ¡Qué linda manera de recordar a tu abuelo! Y de dar a tu hija la receta del puré de papas.
    Esta semana, justamente, hablábamos con mi esposo acerca de cómo poco a poco el tema del puré en caja/deshidratado se va imponiendo por acá. hasta hace unos años era impensado, pero de un tempo a esta parte es como muy top el tema de los alimentos procesados/envasados. Una pena que evidencia nuestros 20 años de atraso respecto del mundo. Cariños!

    Responder a este comentario
    • KukiSquare - septiembre 16, 2014, 2:36 pm -

      Silvia, que va!! nada de retraso respecto del mundo! si es que el mundo consume puré de patatas envasado a toneladas. Pero…siempre quedamos los que pudiendo hacerlo, y teniendo tiempo para ello, lo hacemos casero. Sabes, Me encantaría saber tu receta casera del puré, porque aun teniendo raices culturales comunes, seguro que teneis una forma especial de prepararlo. ¡Cuentamela, por favor!. Te espero.

      Besos

      Kuki

      Responder a este comentario
      • Silvia - septiembre 16, 2014, 8:43 pm -

        Oh … mi puré de papás es sumamente simple, pero MUYYYY rico !! ja-ja !!! Lo voy a hacer en tu nombre …. en fin … te decía acerca de los 20 años de atrasado, en cuanto a que lo que se empieza a revisar en algunos países acá se va imponiendo y entonces estamos 20 años por detrás de revisar aquellas prácticas que en otros lugares han sido superadas. Lo siento, a veces soy un poco extremista y en materia de comida y alimentación quisiera una vuelta un poco más a lo natural, pero ciertamente que el ritmo de vida moderno se impone y es muy difícil ir a contramano en ese sentido. Te debo mi puré y no tardaré en ofrecértelo. Besos, mi querida.

        Responder a este comentario
        • KukiSquare - septiembre 16, 2014, 9:34 pm -

          Jajaja ¡me encanta! ya estoy nerviosa esperando esa receta!. Aqui me tienes pendiente de tu blog!.

          Besos y ¡gracias!!! (por cierto las tradiciones como bien comentas sólo se mantienen porque unos cuantos cabezotas como nosotras se empeñan en no dejarse llevar por lo más fácil!).

          Kuki

          Responder a este comentario
  2. Montse - septiembre 16, 2014, 1:03 pm -

    Esto es un buen puré de patatas¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    Responder a este comentario
    • KukiSquare - septiembre 16, 2014, 2:34 pm -

      Gracias Montse!!! quiero deciros que acabo de comer y estaba espectacular con un buen solomillo. ¡No, si mi abuelo sabía lo que comía!.

      Besos

      Kuki

      Responder a este comentario
  3. Mónica García Centeno - septiembre 16, 2014, 5:59 pm -

    Cuanta razón tienes! A mi no me ha pasado con el puré, pero con otras muchas cosas, la gente la compra por no aprender cómo se hacen! Es increíble, fundamental una asignatura de comida y cocina, así no se despilfarraría tanto lo que comemos y compramos. Somos bichos raros las que cocinamos tomate casero o hacemos albóndigas o rebozados naturales. Hay que enseñar, sin duda. Y tu puré genial, nunca se me hubiera imaginado rehogarlo, apuntado queda. Un besote.
    Monie

    Responder a este comentario
    • Silvia - septiembre 16, 2014, 8:45 pm -

      Me gusta la propuesta de Mónica: se ha modificado mucho el entorno de crianza de los hijos y a lo mejor es tiempo de pensar que la cuestión de la alimentación saludable (y por demás ecológica y perfecta en las 3R: reutiliza, reduce, recicla) de nuestros abuelos deba enseñarse en las escuelas.

      Responder a este comentario
      • KukiSquare - septiembre 16, 2014, 9:38 pm -

        Pues os doy la razón a las dos. En eso me dan mucha envidia en otros países. Mira, mi hija pequeña estuvo estudiando un año en Inglaterra y ¿sabes qué asignatura tenía entre otras?: Food & Nutrition. Además de aprender tuvo el gran honor de hacer la primera mermelada en la familia Square…

        Creo que le dan un poco más de importancia a otras habilidades que aquí…es una pena. Asi que seguimos teniendo que inculcarselo en casa.

        Besos!

        Responder a este comentario
    • KukiSquare - septiembre 16, 2014, 9:32 pm -

      Gracias Mónica. Me has dado la idea de subir la receta de tomate casero de mi madre que es lo más de lo más, aunque me encantaría ver tu receta ¿te animas a subirla?. Yo creo que el ritmo de vida actual con las mujeres trabajando fuera de casa nos ha llevado a buscar alternativas más rápidas y fáciles.

      Lo único es que debemos enseñar a nuestros hijos que hay vida independiente más allá del tomate de bote y del puré liofilizado…seguro que algún día ellos también contaran anécdotas como las que contamos nosotras, ligadas a recuerdos en torno a la comida.

      Besos y ¡Nos vemos pronto!

      Kuki

      Responder a este comentario
      • Mónica García Centeno - septiembre 16, 2014, 10:01 pm -

        Es que sí uno no tiene tiempo, que nos pasa a todas, pues un día compras puré hecho o tomate frito, pero eso no quita que no lo sepas hacer, ese es el problema, que la gente no sabe que se puede cocinar en poco tiempo cosas sencillas y más baratas que si las compras!! Bueno, ya te he armado un debate maja!!
        Pues el tomate casero lo subo en unos días, que es normalísimo, facilísimo, imagino que el de tu madre será lo más! Ya lo veremos, un beso.
        Monie

        Responder a este comentario
  4. Paula - septiembre 17, 2014, 10:45 am -

    Hola, cómo estás???
    En casa no solemos comer puré de patata, creo que en 15 años he hecho un par de veces. Pero francamente, me apetece mucho hacer el que tanto le gustaba a tu abuelo, así que me guardo la receta de Virginia, ahora tuya. Por cierto, para cuando el secreto de esa magnifica tortilla de patata??? ;)

    Salu2. Paula

    Responder a este comentario
    • KukiSquare - septiembre 17, 2014, 10:56 am -

      Hola Paula!!! que sepas que estoy preparando el reto de Tia Alia que albergas este mes en tu blog. Nosotros somos muy “patateros” asi que es un clásico en nuestra mesa. Jejeje la tortilla de patatas caerá uno de estos días…me has leído la mente!!!.

      Besos!

      Kuki

      Responder a este comentario

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



Copyright © 2014 Cocina Pret a Porter. producido por Tenerife Blogger.